Skip to main content

Las plantas o árboles que componen cualquier cultivo, de la misma manera que los animales o las personas, sufren también enfermedades que se podrían cronificar si no se erradica el problema a tiempo. La clorosis férrica es una de la más habituales e importantes que pueden padecer: es la falta de hierro en la planta que afecta al metabolismo de la misma consiguiendo, en el peor de los casos, que pierda su típico color verde intenso del tallo o las hojas.

Así se produce

Esta enfermedad común que afecta a las plantas, la clorosis férrica, se debe sobre todo a la falta de hierro en el suelo donde estén plantadas. Si, por ejemplo, la superficie es muy alcalina; con un alto PH, reducida capacidad de infiltración y demasiado arcillosa, la planta no podrá absorber los nutrientes suficientes para su subsistencia y comenzará a padecer de defoliación: la caída rápida y antes de tiempo de la mayoría de sus hojas o, si se tratase de un árbol, el problema se reflejaría en la aparición de nuevos frutos de menor tamaño y menor calidad.

Cómo evitar la clorosis férrica

Para frenar esta situación, producida generalmente por la falta de hierro en la composición del suelo, se pueden realizar varias acciones que evitarán la cronificación de la clorosis férrica. Además de las más comunes, como la de crear un canal que ayude a la entrada de agua, aire y otros nutrientes, o, directamente, llevando más hierro a esos suelos, también estas técnicas son muy efectivas:

Utilización de quelatos

Son eficaces suplementos líquidos de fertilización foliar o radicular, se aplican en el tallo y las hojas o también a través de las raíces, con los que también se puede conseguir la complementación del hierro necesario que les falta a las plantas para su crecimiento y buen desarrollo.

El quelato, por tanto, lo que hace es suministrarle a la planta el hierro necesario que no ha podido asimilar por ella misma. Además, esta técnica con la que se evita por completo la clorosis férrica detecta y aprovecha también todo el que pudiera haber en el suelo y que la planta no ha llegado a utilizar antes.

Especialistas en agricultura de precisión y otros profesionales relacionados, coinciden en que el mejor momento para aplicarlo es a primera hora de la mañana, antes incluso de que salga el sol: así las raíces tienen todo el día para absorberlo y la planta, por tanto, crecerá más rápido y más fuerte.

Elaboración de abono de hierro casero

Es sencillo: hazte con todos los tornillos, tuercas o cualquier otro elemento metálico que no uses e introdúcelos en una botella de plástico llena de agua. Introduce también un poco de azufre para que se produzca la reacción necesaria que permitirá, al cabo de los días y tras agitar varias veces el recipiente, que el hierro se disuelva en la solución acuosa y se genere el denominado como óxido de hierro.

Ya tienes casi todo hecho. El último paso, con el que alejarás por completo la clorosis férrica de tus árboles y plantas, será mezclar el óxido de hierro con el agua con el que riegues tus cultivos. Así de rápido y fácil.

Otras razones para que aparezca la clorosis férrica

Que se produzca un exceso de luz solar en el terreno del cultivo, que se trate de una zona de altas temperaturas o que se produzca habitualmente una gran concentración de CO2 en el aire a causa de la contaminación, son otras importantes razones que pueden generar la temida clorosis férrica. Pero no te preocupes: las soluciones no cambian, son las mismas que las mencionadas anteriormente.

Conocer dichas soluciones y, también, las causas, es importantísimo para que la clorosis férrica no ‘campe a sus anchas’ por tus tierras, pero más crucial es todavía saber cómo detectar el problema a tiempo antes de que sea demasiado tarde. Para ello, existen en el mercado actual diferentes tecnologías, como los sensores en el suelo, que se anticipan a la indeseable situación. Empresas como PRISMAB ofrecen óptimos paquetes tecnológicos adaptados a cada cultivo, según su tamaño y otras características, siempre apoyados por un buen servicio técnico y con unos precios muy competentes. ¡Solicita más información!

Sergio Delgado Martorell

Sergio Delgado Martorell

Periodista y consultor en marketing con 10 años de experiencia trabajando para empresas del sector agrícola y tecnológico. Aportando contenido y soluciones, tanto informativas como de posicionamiento, para empresas del sector. Apasionado del mundo tecnológico y su aplicación en la mejora de la gestión y la comunicación del sector agrícola

Leave a Reply