Skip to main content

No cabe duda de que los nemátodos son uno de los más grandes problemas en el mundo de la agricultura. Estos son pequeños animalitos que, aunque la mayoría inofensivos, algunos pueden llegar a perjudicar nuestras plantas; alimentándose de sus raíces y algunos incluso viviendo como parásitos en ellas. Los peores causan importantes pérdidas en la cosecha, por lo que el control de nemátodos es crucial cuando vives de esta práctica.

Sin embargo, si eres nuevo en la agricultura, es probable que sepas poco sobre el control de nemátodos. No te preocupes, todos tenemos que empezar por algún lugar. Sin embargo, lo que debes saber es que no hay que subestimarlos, ya que es por esto mismo que muchos agricultores suelen sufrir carias perdidas a manos de estos animalitos. Aquí te hablamos sobre algunos de los principales métodos que puedes aplicar y qué hacer en diferentes situaciones.

Cómo iniciar el control de nemátodos

Antes de empezar a aplicar cualquier tratamiento o producto, lo principal que se recomienda es que el agricultor haga un muestreo de suelo cada cierto tiempo. Este será útil para saber si la presencia de los nematodos es exagerada o si existe la presencia de aquellos que son dañinos para nuestras plantas.

Cabe destacar que este es un paso muy importante, en el que debes identificar la densidad, cuáles son los tipos de nemátodos, biología y cómo interactúan con tu cultivo. Estos son los datos que te permitirán saber cuáles son los mejores tratamientos, que son varios.

Técnicas de control de nemátodos

Una de las mejores técnicas que se puede aplicar en el control de nemátodos es la prevención. Se debe a que, una vez estos se han instalado en la planta, no es posible eliminarlos de las raíces sin también dañarla.

Es por ello que se recomienda siempre la desinfección de las herramientas y vestimenta antes de adentrarte en tu cultivo. Sin embargo, es muy probable que, si has llegado hasta aquí, los nematodos ya estén haciendo estragos en tu plantación. Si este es el caso, también existen otros métodos que puedes aplicar dependiendo de la situación. Estos son los principales.

Control de nemátodos mediante nematicidas

También conocido como control químico, esta solución consiste en usar productos nematicidas. Es uno de los más utilizados si otras técnicas no surten efecto suficiente como para que se pueda seguir cultivando las plantas afectadas de manera rentable. Cabe destacar que esta solución es de un coste bastante elevado; además de que suele tener un gran impacto ambiental e incluso llegar a ser tóxicos para los agricultores y consumidores.

Control biológico

Este es el tipo de control en el que se usan a los enemigos naturales de estos animalitos para el control de nemátodos. Consiste en esparcir organismos como hongos, baterías e incluso otros nematodos que son depredadores naturales de los ya presentes. De esta manera se busca reducir su población. Sin embargo, hasta ahora no existe prueba exacta de su eficacia. Además, requiere de la presencia de personal especializado para poder hacerse.

Variación de las condiciones

Es importante que sepas que los nematodos tienen una muy baja resistencia al estrés físico. Esto quiere decir que no se adaptan a las condiciones extremas y pueden morir fácilmente a causa de ellas. Los métodos físicos que se aplican de manera más habitual es la aplicación de calor húmedo o seco, además de la desecación. La inundación con un cúmulo de amonio y bajada de oxígeno a cero es otro de los eventos que puede funcionar para el control de nemátodos.

Para aplicar esta solución se recomienda usar dispositivos de control. Estos te ayudarán a saber la situación de tu suelo en todo momento, lo que será útil para saber si estás aplicando un tratamiento de manera correcta. También te ayudará a evitar hacerle daño a todas tus plantas en el proceso.

Rotación de cultivo

La rotación de cultivo es un método de control de nemátodos tanto preventivo como de tratamiento. Es el más utilizado en la actualidad y consiste en rotar diferentes cultivos por otros que no tengan susceptibilidad a hospedar nematodos.

Otros tratamientos para el control de nemátodos

El uso de fertilizantes combinados con diferentes enmiendas al suelo ha demostrado ser eficaz a la hora de hacer control de nemátodos; ya que reduce su población. Si ya existe una cantidad exagerada de nematodos, también se mejora su estructura y se aportan nutrientes que fomenten el crecimiento de organismos de biocontrol en el suelo. A la hora de elegir un método de control de nemátodos, asegúrate de tomar en cuenta la temporada del año y tu tipo de cultivo.

Sergio Delgado Martorell

Sergio Delgado Martorell

Periodista y consultor en marketing con 10 años de experiencia trabajando para empresas del sector agrícola y tecnológico. Aportando contenido y soluciones, tanto informativas como de posicionamiento, para empresas del sector. Apasionado del mundo tecnológico y su aplicación en la mejora de la gestión y la comunicación del sector agrícola

Leave a Reply