Skip to main content

En el mundo del cultivo y la agricultura, existen una basta multitud de plantas, así como sucede en la vida de los humanos. Nuestra cosecha puede verse dañada por este tipo de aflicciones, la cuales podrían incluso llegar a causar problemas fatales en la tierra en la que plantamos. Entre estos causantes de problemas, la enfermedad del mildiu es una de las que destaca entre la multitud debido a su frecuencia y loes efectos que tiene.

Conocer sobre la enfermedad del mildiu es crucial a la hora de mantener la salud de tu cultivo. Aprendiendo a identificarla con rapidez y sus efectos, te permitirá actuar antes de que esta terrible afección tenga la oportunidad de dañar todo tu cultivo por completo. Aquí te explicaremos todo respecto a cómo luce, cuáles son los efectos que tiene en el cultivo y los aspectos que debes considerar cuando te enfrentas a la enfermedad en tu terreno agrícola.

¿Qué es exactamente la enfermedad del mildiu?

La enfermedad del mildiu, también conocida como tizón tardío, no es en realidad una sola enfermedad. En la actualidad existen diferentes tipos de mildiu, cada uno atacando de manera ligeramente diferente.

De cualquier manera, se trata de una enfermedad en los cultivos que tiene origen principalmente fungi. Esta empieza desarrollándose en el interior de la hoja, para al final mostrarse como un polvo que cubre gran parte de la planta. La enfermedad del mildiu se produce únicamente bajo las condiciones ambientales adecuadas. La humedad alta y prolongada, en conjunto con temperaturas de entre 10° y 20 °C, suelen ocasionar su aparición.

Cabe destacar que una de las razones por la que la enfermedad del mildiu es tan conocida a nivel mundial es por su área de efecto. Aunque existen varios tipos de mildiu que solo afectan a una sola planta; pero la mayoría atacar a varios tipos de planta y tienen el potencial para incluso acabar con una cosecha completa.

Las principales plantas que se encuentran en riesgos son aquellas consideradas como hortofrutícolas; entre las cuales destacan la patata, pepino, tomate, cebolla y calabacín. También podemos mencionar el brócoli, el repollo, las Bruselas y la coliflor.

¿Cómo identificar la enfermedad del mildiu?

Esta es muy fácil de notar debido a los patrones característicos que suele ocasionar en las plantas. Se trata de manchas angulares amarillas que se extienden en la superficie de las hojas, además de una vellosidad grisácea o felpa en la superficie inferior de la misma. Las hojas también suelen secarse a medida que la mancha avanza, haciendo que finalmente se caiga.

Los síntomas pueden identificarse en el interior de la hoja, en los tallos y en los frutos del cultivo afectado. Cabe destacar nuevamente que existen varios tipos de enfermedad del mildiu, por lo que los síntomas pueden variar ligeramente; como por ejemplo en los repollos, que también pueden mostrar lesiones grandes.

¿Cómo afecta al cultivo y qué puedes hacer?

El principal efecto que tendrá la enfermedad del mildiu en tu cultivo es la muerte de la mayoría de las plantas. Por suerte, la misma se puede prevenir y tratar con efectividad, siempre que apliques las técnicas correctas.

Para prevenirla, lo principal es llevar un buen control de la humedad, temperatura y aspectos varios en tu cultivo. La ventilación también es crucial. Esto te ayudará a conocer cuándo podría aparecer la enfermedad y controlar de mejor manera los tratamientos. Para lograrlo se recomienda el uso de sensores y controladores profesionales, que muestren cifras y estadísticas sobre las condiciones ambientales en tu suelo.

Ahora, si la enfermedad del mildiu ya está presente en tu cultivo, actuar rápido será crucial para hacerla desaparecer. Uno de los principales tratamientos que se utilizan es el agua ozonizada, tanto de manera preventiva como curativa. Los fungicidas también son una buena opción para eliminarla, aunque siempre debes tener cuidado con los residuos químicos de los productos que uses.

A veces el uso de producto no es necesario, y con simplemente llevar un control de la humedad puedes hacer que la enfermedad del mildiu vaya desapareciendo poco a poco. De cualquier manera, lo mejor es evitarla; ya que como sucede con las enfermedades en humanos, es más difícil controlarla una vez aparece.

Para ello, además de la humedad y temperatura, también debes tener en cuenta la ventilación de la planta y los espacios pequeños. Cuando no existe buena ventilación y muchas plantas están amontonadas en un solo lugar, la enfermedad del mildiu también puede aparecer.

Sergio Delgado Martorell

Sergio Delgado Martorell

Periodista y consultor en marketing con 10 años de experiencia trabajando para empresas del sector agrícola y tecnológico. Aportando contenido y soluciones, tanto informativas como de posicionamiento, para empresas del sector. Apasionado del mundo tecnológico y su aplicación en la mejora de la gestión y la comunicación del sector agrícola

Leave a Reply